3/10/15

TARTA DE QUESO CON SOLO 3 INGREDIENTES.

Al contrario que las tartas de queso tradicionales, como la New York Cheese Cake o la queisada, este soufflé se construye a partir de merengue, lo que le da ese aspecto y textura suave, ligero y esponjoso del que deriva su nombre. En cualquier caso, se trata de una original y fácil receta de tarta de queso. 

Al parecer, existe bastante controversia a la hora de determinar el origen de esta tarta y, aunque no hay demasiada información al respecto de quién tuvo la brillante idea, se especula que no comenzó a ganar popularidad hasta finales de la década de los 80 en la ciudad de Fukuoka, al sur de Japón, donde una pastelería de estilo estadounidense comenzó a distribuir la cotton cheesecake con un éxito bastante inmediato. En cualquier caso, la reciente viralidad del vídeo publicado en YouTube por la usuaria ochikeron, que suele llenar su canal de recetas caseras de la mejor comida japonesa, explicadas de manera sencilla y divertida, ha dotado a este dulce japonés de una reciente merecida y nueva fama. 

Para realizar esta receta simple y básica de tarta de queso, entonces, necesitarán: 

- 3 huevos,
-120 gramos de chocolate blanco,
-120 gramos de queso crema tipo Philadelphia. 
INSTRUCCIONES:

Háganse con los ingredientes (cualquier marca es perfecta).


Ahora, precalienten el horno a 170 grados centígrados y procedan a separar las yemas de las claras. Preferiblemente, pongan las claras en un bol de mayor tamaño. 


Reserven las claras tapadas con film en el frigorífico. 

Procedan a trocear el chocolate en otro bol distinto. 

Coloquen el bol con los trozos de chocolate sobre una olla con agua para derretirlo al baño maría. 

Mientras el chocolate se derrite, aprovechen para montar las claras a punto de nieve, preferiblemente con una batidora eléctrica, hasta que estén firmes. 
Sabrán que las claras están listas cuando puedan darle la vuelta al bol sin que éstas se caigan. 
Una vez que el chocolate esté derretido, añadan el queso crema. 
Después, añadan a la mezcla las tres yemas y mezclen bien. 
Hasta que tenga este aspecto:
Ahora, dividan las claras a punto de nieve o "merengues" en tres partes. Añadan la primera parte a la mezcla de chocolate, queso y yemas y mezclen bien. 
Una vez que lo tengan bien mezclado, añadan otro tercio de las claras a punto de nieve a la mezcla. 
Y mezclen de nuevo. 
Repitan una vez más el proceso con la tercera y última parte de las claras montadas hasta que su mezcla tenga este aspecto. 
Ahora, unten con aceite un trozo de papel de horno y cubran el molde (preferiblemente uno de 15 centímetros de diámetro). 
Ahora, viertan la mezcla en el molde. 
Golpéenlo con cuidado contra la mesa para que todas las burbujas de la masa desaparezcan. 
Coloquen el molde sobre una bandeja de horno y llenen la bandeja de agua, de modo que el pastel se cocinará al baño maría. 
Por último, metan la tarta en el horno. Cocínenla primero a 170 grados durante 15 minutos. Reduzcan la temperatura a 160 grados y cocinen durante otros 15 minutos. Finalmente, apaguen el horno pero dejen el pastel dentro para que acabe de cocinarse con el calor restante. 

Dejen que el pastel se atempere sobre una rejilla. 
Y espolvoréenlo con azúcar glas si es de su gusto. 

¡Listo!

No hay comentarios: