23/5/12

OTRAS REGLAS DE EUROVISION

En el primer festival en 1956, no había límite de tiempo para las canciones. En 1957, un tiempo de tres minutos y medio fue sugerido, aunque no de forma vinculante. Desde 1962 y hasta la actualidad, el tiempo se redujo a tres minutos con carácter obligatorio, bajo pena de descalificación si se sobrepasaba esta duración. Hasta 1989, no existía ninguna restricción en la edad de los intérpretes. En 1986, ganó una niña de 13 años, Sandra Kim, y en 1989 Israel y Francia presentaron niños al festival, lo que motivó que en 1990 se estableciera que los intérpretes debían cumplir como mínimo 16 años en el año del festival en curso. Con la llegada del Festival de Eurovision Junior en 2003, se estableció que los 16 años debían estar ya cumplidos antes de la primera de las semifinales del festival en curso. No hay restricciones por parte de la UER sobre la nacionalidad de los intérpretes ni los compositores. Sin embargo, cada radiodifusora tiene permitido fijar sus propias reglas sobre la nacionalidad. En 1956 no había ninguna limitación en el número de personas que podían salir a escena. Entre 1957 y 1970, sólo se permitía participar a solistas y dúos, pudiendo ser acompañados desde 1963 por un coro de hasta tres personas. Desde 1971, sólo se permiten un máximo de seis personas en escena, sean intérpretes, coristas o cualquier bailarín o figurante. La presentación y/o las letras de una canción no deben de ir en contra de "la reputación del festival", ni pueden contener consignas políticas ni menciones publicitarias. Desde 2008, no se permite la presencia de animales vivos en escena. Si bien nunca han aparecido animales en ninguna de las ediciones del festival, esta regla se implantó preventivamente al aparecer animales en algunas preselecciones de aquel año como una gallina en Bosnia-Herzegovina.

No hay comentarios: