25/10/15

THE SHOW MUST GO ON...PERO A QUÉ PRECIO?

Cuando se habla de shows en directo, muchas veces hemos escuchado a personas diciendo y sugiriendo, que ante cualquier eventualidad el espectáculo debe continuar. Cuando surgen pequeños problemas durante la actuación, los artistas tienden a aguantar la compostura. Por ejemplo si un bailarín tropieza o cosas similares, para intentar no arruinar el espectáculo, ni perjudicar al resto de compañeros.
Sin embargo, y desgraciadamente, lo que ocurrió durante esta actuación fue verdaderamente horrible. A mitad de un concierto, este grupo de pop coreano vio cómo una de sus bailarinas sufría en directo un ataque de epilepsia, y lo peor de todo, es que aún viendo que su compañera necesitaba ayuda urgente, decidieron continuar con el show en vez de ayudarla.

No hay comentarios: