4/12/15

COMO PREPARAR UNA BUENA CENA ROMANTICA

Ya sea para conquistar un poquito a ese chico que estás conociendo, para celebrar un aniversario o un San Valentín o símplemente porque te apetece obsequiarle a alguien especial con ese detalle, organizar una buena cena romántica, no es que sea interesante, es que incluso puede ser todo un regalazo si la montamos bien. Ahora, a parte de la idea de lo que es romántico o no que tengamos cada uno, ¿cuáles serían los detalles a tener en cuenta? ¿Qué posibilidades serían las más adecuadas en cada caso? En esta entrada repasamos lo básico para preparar cenas románticas...
La comida
En cuanto a qué hacer para cenar exactamente irá muy en función de los gustos de cada uno. Podría ser algo de carne o pescado y algo para acompañar como una buena ensalada, hacer una fondue, algo de sushi... ¿Que no tienes tiempo físico para cocinar tanto? ¿Que el riesgo de que explote la cocina o acabéis la noche intoxicados en urgencias es demasiado alto viendo lo mal que te llevas con la cocina? Pues siempre puedes comprar algo preparado. Será algo más caro y perderá algo de gracia pero vas a lo seguro. Al final es que preparar una cena romántica no es sólo cocinar. Hay un montón de detalles que pueden hacerla especial también.
La bebida
La elección habitual en este tipo de cenas suele ser vino. Yo creo que con esto a todos se nos viene a la cabeza el tinto, pero piensa que también los hay más suaves como el blanco o el recurrido tipo lambrusco (rosado, dulcecito y algo espumoso). ¿Que no os gusta el vino? Pues sólo es cuestión de pensar qué bebida os apetece más: cerveza, refrescos, zumos... No es tanto glamour pero sobre gustos está claro que no hay nada escrito. Eso sí, si puede ser en algo que no sean los típicos vasos de publicidad con colorines a cascoporro casi que mejor.
El postre
Si andamos muy centrados en todo lo demás, es posible que se nos olvide el postre... pero cerrar la cena con algo dulce siempre es un detalle interesante (por mucho que estés pensando en el postre de más tarde en la cama, digo). Esto en realidad tiene su intríngulis, porque fruta monda y lironda queda un poco soso, yogures y cosas en envase de plástico igual un poco de ir por casa y un pastel, pues al ser cena para dos sería demasiado. Si cocinas algo no es problema la cantidad, pero si ya vas muy mareado o no te fias, las opciones más sencillas podrían ser elegir alguna porción o pastelito de la pastelería o símplemente el recurrido helado(que se puede repartir y si sobra se vuelve a congelar).
La musica
Algo que puede marcar bastante la diferencia en cuanto a la ambientación sin duda es la música. Pero cuidado, que elegir la música adecuada no es ninguna tontería. Debe acompañar pero no resultar demasiado marchosa o estridente como para que distraiga o dificulte la conversación. Imagínate: estáis superconcentrados a punto de besaros o teniendo una charla superprofunda y de pronto "I'll tell you what I want, what I really really want, So tell me what you want, what you really really want...". Vamos. Para salir huyendo y dejar un agujero en forma de (ex)novio en la puerta. Lo ideal podría ser algo sin letra, pero si sólo se te ocurre música clásica y no va mucho contigo, optar por las baladas podría ser una solución.
Complementos varios
Por complementos me refiero a todo tipo de velitas, florecitas, pétalos, servilletas dobladas en forma de avestruz haciendo ganchillo y similares. En cuanto a todo esto diría que, antes de dejar la mesa, el comedor, el dormitorio,la terraza o lo que sea como el armario de los disfraces de carnaval de Lady Gaga, piensa que menos es más. Un par de velitas están bien, alguna florecilla, vale, pero pasarse tampoco. En cuanto a las velas símplemente apuntaría que dejarlas como única luz en la sala puede ser muy oscuro (sobretodo para comer), así que alguna lámpara de luz indirecta puede ser muy buena idea. Otra buena idea para crear ambiente de forma sutil podría ser quemar incienso
Aunque al final está claro que el romanticismo no es una ciencia exacta. Cenar pizzas y cervezas en un parque con la persona adecuada puede acabar siendo un momentazo inovidable... pero si nos apetece llevarlo al siguiente nivel (por salir de la rutina o por celebrar una fecha especial o por lo que sea), cuidar un poco todos estos detalles puede marcar la diferencia...
Y tú, ¿eres muy de preparar cenas románticas cuando estás en pareja? ¿Cuál dirías que es tu clave para hacerlas? Y sobre cenas desastrosas, ¿recuerdas alguna que hayas hecho o te hayan hecho a ti?

No hay comentarios: